Nada es más honorable que un corazón agradecido.

0
Séneca