El acto de bondad más pequeño vale más que la intención más grandiosa.

0
Oscar Wilde