En la vida ordinaria, apenas nos damos cuenta de que recibimos mucho más de lo que damos, y es solo con gratitud que la vida se enriquece.

0
Dietrich Bonhoeffer