Olvídate de las heridas, nunca olvides las bondades.

0
Confucio